Por qué un análisis comparativo